Skip to main content

Skoda destinará 6.300 millones de euros a su electrificación y digitalización hasta 2027

Como parte de su estrategia de electrificación, Skoda invertirá 5.600 millones en electromovilidad y 700 más en digitalización en los próximos cinco años, con el objetivo de que las ventas de cero emisiones superen un 70% de su cuota en Europa en 2030. Para ello, lanzará tres modelos con esta mecánica completamente nuevos de aquí a 2026.

in La Tribuna de Automoción, por Luz Gancedo, 30-08-2022


Skoda refuerza su apuesta –y la del conjunto del Grupo Volkswagen– por el vehículo eléctrico con el anuncio de que invertirá más de 5.600 millones de euros adicionales en movilidad propulsada con baterías durante el próximo lustro. Además, otros 700 millones más se destinarán a la digitalización en el mismo plazo.

Todo ello, con la ambición de que al final de esta década la cuota de ventas de cero emisiones de la enseña checa supere en Europa el 70% del total. Así, al Enyaq iV y Enyaq Coupé iV se les sumarán otros tres modelos completamente inéditos antes de 2026, para completar el porfolio de eléctricos puros. Estos serán un coche pequeño, un SUV compacto –que se hará en la fábrica de Landaben (Navarra), si no hay ningún cambio, aunque aún no se ha anunciado oficialmente–, y un familiar de siete plazas, según anticipó la propia compañía.

No obstante, por el momento no se conocen los usos específicos de esas partidas presupuestarias, más allá de que destinarán 500 millones al entrenamiento y la formación de sus empleados para el nuevo contexto y del desarrollo de esa gama. Lo que sí se sabe es que, en el proceso de transición hacia la descarbonización, y con la posible prohibición de comercializar nuevos vehículos con motor de combustión en la Unión Europea a partir de 2035, lanzará una generación renovada de algunos de sus buques insignia térmicos. Es el caso del Superb y el Kodiaq, que llegarán en la segunda mitad del próximo curso, y del Octavia, que lo hará en 2024.

El Vision 7S, un anticipo

La estrategia se dio a conocer en el Explore More, un evento celebrado hoy en Praga, capital de su República Checa de origen. En él, la empresa también presentó una nueva imagen de marca y un lenguaje de diseño renovado. Esto pondrá a Skoda «en una posición más fuerte para una década de transformación», según su CEO, Klaus Zellmer.

El primer vehículo que incorpora estos cambios es el Vision 7S, el prototipo del familiar de siete plazas 100% eléctrico que la compañía quiere lanzar al mercado en los próximos cuatro años. Una de sus unidades estuvo presente el O2 Universum, enclave que acogió la presentación.

En él, destaca su rango de autonomía de más de 600 km en ciclo WLTP, gracias a una batería de 89 kWh que admite carga rápida de hasta 200 kW. En cuanto al novedoso diseño se trata de la primera vez que el fabricante lanza un modelo pintado en mate. Asimismo, estrena el Tech-Deck Face en el frontal, en el que se sustituye el logo por la nueva tipografía con el nombre de marca, acompañada de una franja de luz ambiental.

Frontal del Vision 7S, que incluye el nuevo logo de Skoda.

En el interior, dos modos de configuración –Conducción y Relax– que recolocan los asientos y la pantalla para optimizar el espacio. Este último elemento es el más grande incorporado hasta el momento en un automóvil de esta enseña, con 14,6 pulgadas y que rota entre la posición vertical cuando el coche está en marcha y la horizontal para disfrutar de contenido de entretenimiento.

Revolución de imagen

La renovación en la estética de Skoda se irá introduciendo paulatinamente a partir del año que viene, primero en los comunicados y demás materiales de prensa y, dentro de dos años, en los nuevos lanzamientos. Entre los principales cambios, la tipografía con el nombre de marca pasará a ganar peso frente al logotipo, como muestra el cambio en los frontales de los vehículos.

El emblema, por su parte, se ha rediseñado con el objetivo de adecuarse a los entornos online, que actualmente tienen más relevancia que los impresos. Así, pasará de ser 3D a bidimensional, más simplificado. En cuanto al color, mantendrá su característico verde en dos tonos: Esmeralda y Eléctrico, debido a su asociación con conceptos como sostenibilidad o ecología.

En el proceso han participado empleados de la compañía y los propios clientes, pues más de 2.000 personas de seis países (República Checa, Alemania, Noruega, Italia, Israel e India) fueron encuestadas sobre sus preferencias en versiones seleccionadas de los 165 diseños candidatos.

«Estamos preparándonos para un futuro eléctrico y posicionando a Skoda de forma más clara ante la competencia externa, además de diferenciarnos aún más del resto de marcas del Grupo Volkswagen», concluyó el miembro del Consejo de Administración para Ventas y Marketing, Martin Jahn.

 

El Vision 7S, prototipo del futuro siete plazas familiar eléctrico, ya incorpora los cambios de diseño e imagen.

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.