Skip to main content

Renault prevé que sus eléctricos igualarán en margen de beneficio a los térmicos en 2025

Según el director general del Grupo Renault, Luca de Meo, un cero emisiones de la firma del rombo ya es más rentable en términos absolutos que uno de combustión, pero no ocurre lo mismo en valores relativos. La marca quiere ser el primer fabricante en alcanzar este hito en Europa.

in La Tribuna de Automoción, por Juan Roig Valor, 06-05-2021


«Nuestro reto es hacer que los vehículos 100% eléctricos sean tan rentables como los térmicos», afirmó el director general del Grupo Renault, Luca de Meo, en la conferencia de prensa Renault Talk, en donde plantearon su estrategia de cara al futuro, tanto en electrificación, como en perspectivas de negocios.

«Hoy en día, en términos absolutos, un Zoe ya es más rentable que un Clio, pero no ocurre lo mismo en términos porcentuales», señaló el directivo. «Queremos que Renault sea uno de los primeros fabricantes europeos en hacer que los márgenes de los cero emisiones igualen a los térmicos, y creemos que esto será factible para 2025 o 2026, aunque dependerá de la próxima generación de baterías y de plataformas en las que estamos trabajando», sentenció.

«La prueba fuego», en palabras de De Meo, será el lanzamiento del F5, un compacto eléctrico con líneas que recuerdan al R5 introducido en 1972. Este modelo será construido con la plataforma modular CMF-EV, que también asentará el chasis del Mégane E de 2022.

De hecho, el desarrollo de nuevas arquitecturas para los vehículos de la Alianza es uno de los pilares para aumentar las sinergias y reducir los costes dentro del consorcio. Además de la ya mencionada, llegará la CMF-CD, pensada para modelos más grandes, como la nueva Kangoo, y la CMF-B, que sustenta al Clio actual y que será modificada para propulsiones eléctricas.

«Entre las tres», declaró el vicepresidente ejecutivo de Ingeniería del Grupo Renault, Gilles le Borgne, «esperamos ser de los primeros fabricantes en superar el millón de unidades cero emisiones», refiriéndose a la producción conjunta de las diferentes marcas del conglomerado en el que también participan Nissan y Mitsubishi.

Buscando la credibilidad

De Meo afirmó que provienen de «una tradición de presentar estimaciones demasiado altas, tanto en volumen como en beneficios y no conseguirlas. Lo que necesita Renault es credibilidad y le estamos dando la espalda a prácticas que nos convirtieron en uno de los fabricantes más frágiles de los últimos años». Por ello, se mantienen firmes en alcanzar un margen operativo del 3% en 2023 y del 5% en 2025, ya contemplados en el plan estratégico a medio plazo Renaulution.

«Estos indicadores son los mínimos a los que queremos llegar», señaló. Para conseguirlos, en parte, van a evitar la política de descuentos que aplicaban en el pasado. «Si se trata de alcanzar la rentabilidad, se deben controlar los costes del negocio, así como asegurar que nuestros productos tienen el valor adecuado», apostilló.

Finalmente, en la conferencia, presentaron su nuevo logo de marca de manera definitiva, que la red de concesionarios tendrá que adoptar a partir de enero de 2022. Otras novedades desveladas para el mercado europeo fueron el SUV coupé Arkana y la nueva generación del derivado de turismo Kangoo.

Luca de Meo, director general del Grupo Renault.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.