Skip to main content

Renault fabricará los dos modelos Mitsubishi en Valladolid y Bursa

El grupo francés ha decidido que, dentro del acuerdo de producción cruzada que ha sellado recientemente con la marca japonesa para suministrarle dos coches para Europa a partir de 2023, uno de ellos se fabrique en España, en las instalaciones de Valladolid, y otro en Turquía, en la factoría de Bursa. Se trata de dos SUV, uno del segmento B y otro del C.

in La Tribuna de Automoción, por Ignacio Anasagasti, 08-04-2021 


El Grupo Renault ha decidido fabricar los dos vehículos que proveerá a Mitsubishi a partir de 2023 para que los comercialice en Europa en las instalaciones españolas de Carrocería y Montaje de Valladolid y en las turcas de Bursa, según han confirmado a La Tribuna de Automoción varias fuentes conocedoras de los planes de la compañía del rombo.

En el acuerdo que alcanzaron ambos fabricantes, socios de Alianza, que se hizo oficial el pasado 10 de marzo, solo se indicaba que se trata de dos modelos que emplearán la misma plataforma con la que cuentan otro par de coches «superventas» de la firma gala que están produciéndose, en estos momentos, en el Viejo Continente. A partir de ahí, se desarrollarán «automóviles hermanos» incorporando una serie de «diferenciaciones», con el fin de «reflejar el ADN de marca» de la empresa japonesa.

Según adelantó esta publicación en su edición impresa de la segunda quincena de marzo, las carrocerías seleccionadas en el pacto de fabricación cruzada serían dos de tipo SUV, una encuadrada en el segmento B y otra en el C. La primera será la que asuma la factoría de Valladolid, que actualmente monta la segunda generación del Captur a dos turnos y medio.

El modelo Mitsubishi es uno de los dos adicionales que Renault ha incluido en el Cuarto Plan Industrial en España, que se oficializó el pasado día 23 y que conllevará las mayores inversiones del consorcio galo en el país hasta la fecha. Concretamente se apuntó la adjudicación para el centro vallisoletano de dos todocaminos urbanos de las categorías B y B+, con un arranque productivo previsto para 2024.

De acuerdo con fuentes del sector, estos turismos servirán para llevar a la planta española a un punto de saturación productiva. A priori, dada la cadencia actual del Captur, ‘solo’ habría capacidad para ensamblar de ambos algo más de 50.000 unidades anuales.

En cuanto al segundo modelo para Mitsubishi, el SUV del segmento C, la industrialización se llevará a cabo en las instalaciones de Oyak Renault en Bursa, un conjunto fabril muy grande, donde, además de coches (Clio y Megane sedán), se producen motores (entre ellos uno híbrido), cajas de velocidades y chasis. Asimismo, se realizan actividades de fundición. Según cifras de la compañía, la capacidad anual de montaje de vehículos de la planta turca es de alrededor de 378.000 unidades.

Con el encargo a Renault, el constructor asiático deja atrás su decisión, que trasladó en julio de 2020, de abandonar la actividad comercial en Europa, toda vez que comunicó que no desarrollaría nuevos automóviles para dicho mercado, lo que le iba a conducir en unos años a salir del Viejo Continente, una vez su gama acabase su ciclo de vida, por ejemplo, ante la aparición de nueva normativa medioambiental. La continuidad de las operaciones, no obstante, solo estaría garantizada, por el momento, con los dos coches que le suministrará la firma del rombo, puesto que Mitsubishi mantiene sus planes de «congelar» todos los trabajos sobre nuevos modelos.

Según ha trasladado la empresa nipona, solo venderá en el futuro en «grandes mercados seleccionados europeos», entre los cuales no estaría Reino Unido.

 

Archivo. La unidad 10 millones producida en la planta de Renault en Valladolid se alcanzó el 17 de julio de 2020. En la imagen, el modelo Captur ensamblado en el centro castellanoleonés.

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.