Skip to main content

PSA Vigo montará un cuarto turno en la línea del Peugeot 2008 con una duración mínima de un año

La fuerte demanda del todocamino está impulsando de manera muy rápida la producción en el centro gallego. Actualmente, la línea del 2008 opera a dos turnos y la previsión es que el tercero se monte a finales de enero y el cuarto, como tarde, en abril.

in La Tribuna de Automoción, por  Ignacio Anasagasti, 05-12-2019


La dirección del Grupo PSA ha trasladado a la fábrica de Vigo la necesidad de que se active «lo más pronto posible» un cuarto turno de producción, de fines de semana y festivos, en el Sistema 1, en el que se ensamblan los Peugeot 2008 y 301 y el Citroën C-Elysée, según han asegurado a La Tribuna de Automoción fuentes del sector, que precisan que se estaría barajando como viable la puesta en marcha entre marzo y abril.

En estos momentos, y desde el 4 de noviembre, esa cadena de montaje está operando a dos turnos —supuso la contratación de más de 600 empleados—, con la previsión de que se active el de noche a finales de enero, lo que conllevaría ampliar la plantilla en otros 600 efectivos.

Concretamente, se espera poder arrancar el 20 de enero, una semana antes de lo estimado inicialmente. Para poder cumplir con ese calendario, la empresa está acelerando las contrataciones y el proceso de formación, según fuentes sectoriales, que explican que el personal de nuevo ingreso empezaría a hacer pruebas en la propia cadena de montaje por la noche en la semana del 13, para poder tener todo listo al lunes siguiente.

Una vez se consolide ese tercer turno, el siguiente hito, tras saturar la planta también con jornadas de fin de semana, sería la creación del cuarto. Detrás de este fuerte impulso productivo, está la gran acogida comercial que está teniendo el Peugeot 2008, que ha desbordado, incluso, las estimaciones más optimistas. De hecho, la fábrica ha habilitado la máxima apertura posible en diciembre —activando los sábados 14 y 21, además del festivo del día 6, algo inédito en la historia del centro— para poder hacer frente al tope de fabricación posible, lo que ha supuesto un alza de 600 unidades.

Fuentes del sector indican que la puesta en funcionamiento del equipo de fines de semana y festivos traerá la contratación de otros 600 trabajadores y que la duración mínima estipulada será de un año. Cuando se produzca su activación, algo que se da por seguro salvo sorpresas inesperadas, la factoría gallega tendrá las dos cadenas de montaje al máximo con cuatro turnos cada una.

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.