Skip to main content

El clúster de la automoción gallega crece en Portugal por sus bajos costes

El clúster de la automoción luso ha crecido en el último lustro gracias a la deslocalización de las empresas que operan tradicionalmente en Vigo.

in Atlántico, por Jorge Bravo, 12-06-2016

El suelo industrial es más barato y llega incluso a ser gratuito, los salarios también son sensiblemente inferiores, e incluso valoran las empresas la menor presión sindical. Empresas como el Grupo Antolín, Faurecia Escapes, ZF TRW Dalphimetal o MGI Coutier, entre otras muchas, se han instalado en la “raia”, a una distancia equidistante de las factorías de Balaídos y Mangualde (Portugal), que compartirá a partir del año 2018 la construcción de los modelos de las nuevas furgonetas de Peugeot, Citroën y Opel, conocido también como proyecto K9.

La industria de la automoción, motor de la comarca de Vigo, tiene en Portugal un rival que temer. El menor coste del suelo industrial, los salarios más bajos y una menor influencia del sindicalismo ha atraído en el último lustro un grupo potente de auxiliares, que han dejado de fijarse en el sur de la provincia de Pontevedra para instalar sus factorías. El “clúster do automóvil luso” aprieta progresivamente.

Muestra de ello son los datos de ventas al extranjero del país vecino. Las empresas proveedoras de piezas para la automoción de Portugal han aumentado en el primer trimestre del año un 15,3 % sus exportaciones respecto al año pasado. Tercer año consecutivo que encandenan con subidas. En total, han vendido bienes por valor de 1.823 millones de euros, 300 más que hace dos años, según datos ofrecidos por la Associação de Fabricantes para a Indústria Automóvel, similar al Clúster de la Automoción de Galicia (Ceaga).

Entre los principales clientes está España, y especialmente la factoría del Grupo PSA en Vigo. La puesta en marcha en el 2018 del multilanzamiento de las furgonetas bajo las marcas Peugeot, Citroën y Opel (también conocido como proyecto K9), aumentará sin duda las ventas del país vecino. Portugal supo jugar sus fichas. La dirección francesa decidió que el proyecto K9 se haría de forma conjunta entre las plantas de Balaídos y Mangualde. La industria auxiliar lusa se hizo con buena parte del pastel gracias a sus mejores costes. Al otro lado del Miño hay una fábrica que desarrolla los mismos productos que se hacen en la comarca de Vigo. Portugal cuenta incluso con un centro de innovación tecnológica proprio similar al CTAG.

Pero aunque hay hasta un 40% de empresas con plantas en Vigo con varias piezas adjudicadas, esto no asegura que se vayan a fabricar en el sur de Pontevedra. Algunas de estas compañías también han expandido sus instalaciones y portafolio de productos en Portugal. Multinacionales como Copo, ZF TRW Dalphimetal o Grupo Antolín tienen al otro lado del miño hasta tres factorías que compiten en precios con las viguesas.

España supuso para la industria lusa 470 millones de euros, un cuarto de sus exportaciones. En el primer trimestre entre los años 2014 y 2015 sus exportaciones crecieron a España en un 17,8% y entre el 2015 y el 2016, un 12,1%, según datos ofrecidos por Afia. El sector está plenamente internacionalizado. En el año 2015 lograron vender al extranjero prácticamente la totalidad de su producción, un 84%. Y es que además de para Citroën también fabrican para Renault.

Este dato es significativo, pues su instalación en suelo luso no responde exclusivamente a nutrir de piezas a la planta de Mangualde (del Grupo PSA), sino a suministrar, fundamentalmente, a las plantas de la península ibérica, entre ellas la de Balaídos.

El clúster de la automoción lusa incrementó sus exportaciones a España en un 12,1% en el 2016

Las primeras empresas en cruzar el Miño lo hicieron para quedarse cerca de la “raia”. Es el caso de ZF TRW Dalphimetal, con una planta en Vigo y otra en O Porriño. En Vila Nova de Cerveira posee una, dos más en Ponte de Lima y una cuarta en São Domingos de Rana, próxima a Lisboa, aunque esta última con mayor carácter comercial. En su factoría produce volantes de dirección y hacen pruebas de seguridad.

En Vila Nova de Cerveira también está instalado el Grupo Antolín Lusitânia. Esta empresa, aunque nace en Burgos, tiene gran presencia en sus plantas de O Porriño y Vigo, en el PTL de Valadares. En Portugal construye asientos y elevalunas eléctricos. En Valença tiene una fábrica de pilares y puertas.

El grupo Gestamp (con planta en O Porriño) fabrica suspensiones, capós, laterales de los vehículos, puertas y techos en su planta de Vila Nova de Cerveira.

El Grupo Copo (instalado en Mos) tiene una división en el distrito de Aveiro, en São João da Madeira, y otra en el Porto, en Burgaes, dedicados a la elaboración de los textiles interiores. Kaleido (en Valadares) dedicado a operaciones de logística, tiene su central de Portugal también instalada en Vila Nova de Cerveira.

Borgwarner (A Pasaxe, Vincios) elabora sus sistemas de emisiones en Lanheses Y Valença, ambas en el distrito de Viana do Castelo.

MGI Coutier (Vigo, O Caramuxo) está en Paredes de Coura (Viana do Castelo), y elabora mecanismos de apertura, cierro y otros tipos.

Faurecia (O Caramuxo) es otra de las compañías que se ha llevado parte de su producción a Portugal, ocasionando despidos o falta de trabajo en sus plantas de Vigo. En su caso, tienes tres fábricas en São João da Madeira (Oporto) dedicadas a la fabricación de asientos. Además, en Bragança, tienen una planta de fabricación de sistemas de escapes.

El distrito de Viana do Castelo tiene trece empresas con plantas en Vigo y su comarca

Estas son las factorías con más tradición en Vigo, pero no son las únicas. En Lanheses también están instalados Serilusa, dedicados a las decoraciones plásticos; en Paredes de Coura está en Valver, que realiza piezas de decoración, emblemas y otros productos de diseño y acabados de calidad. En Valença fabrican los cableados Cablerías Manufacturing. En Braga, CIE Automotive fabrica los cigüeñales y los ejes de los vehículos. En Árvore-Vila do Conde (Oporto), trabajan Rodríguez Portugal en la elaboración de mecanizados. En Gueifaes, la empresa Bibus desarrolla diferentes labores de ingeniería y Aprojek, plásticos inyectables. En la misma ciudad de Porto, Tinproa elabora diversas clases de tintas y barnices. En Gafanha da Nazaré, APD química elabora pinturas y disolventes. En São João da Madeira, Flexipol prepara espumas sintéticas y Trecar, tejidos y revestimentos.

 


Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.