Skip to main content

El 15% de los coches que fabrica PSA Madrid es eléctrico y espera alcanzar el 20% en semanas

La factoría madrileña del fabricante francés refuerza la cadencia de montaje de las versiones cero emisiones del nuevo C4 con el fin de proveer unidades a la red de concesionarios global. Con el 20% de mix que se alcanzará en unas semanas, Villaverde estará trabajando con la máxima capacidad que tiene para este tipo de tecnología. El centro, que funciona ahora a un turno, activará el segundo a comienzos de 2021.

in La Tribuna de Automoción, por Pablo M. Ballesteros, 26-11-2020


La fábrica de PSA Madrid ya produce alrededor de 224 vehículos al día, en un único turno, de los que aproximadamente el 15% son eléctricos, una cifra que a principios del año que viene se estirará hasta el 20%, según ha comentado a la prensa el director industrial de los nuevos Citroën C4 y ë_C4 en la planta de Villaverde, Carlos Yllera.

Este 15%, al igual que el 20% de vehículos cero emisiones, que se alcanzará en las próximas semanas, es la capacidad máxima que tiene la factoría para hacer este tipo de modelos y responde a la necesidad de suministrar unidades a los concesionarios de todo el mundo para su lanzamiento y habrá que esperar aún algunos meses para ver si se consolida.

Tal y como detalló el CEO de Citroën, Vicent Cobée, y el director de la fábrica, Eric Brochard, Madrid, que el 9 de octubre ensambló el último Citroën C4 Cactus de la historia, ha conseguido llegar a los objetivos fijados en el Proyecto SmartMAD2021, que se inició en mayo de 2017, en cuanto a calidad, tiempos y, algo esencial, costes, una cuestión que también ha recalcado Yllera.

En números, el 90% de los vehículos sale bien a la primera y no requiere retoques, lo que es una cifra muy alta teniendo en cuenta que desde mediados de octubre se empezó a incrementar el equilibrado, por lo que solo llevan poco más de un mes produciendo en serie un volumen alto. En la actualidad, cada dos minutos (240 coches en ocho horas o 480 minutos de turno) sale un coche de la línea.

El proyecto, que ha contado con una inversión de 144 millones de euros, se verá aún más reforzado entre enero y febrero de 2021, cuando empezará a funcionar el turno de tarde, según ha podido saber La Tribuna de Automoción, para el que se han contratado entre 400 y 500 empleados, que complementarán a una plantilla que, a día de hoy, cuenta con 965 efectivos, según PSA.

En este sentido, el responsable industrial del proyecto no ha querido corroborar la fecha, pero sí ha señalado que “el equipo está listo” para cuando el mercado lo demande. Una vez que se instaure el equipo de tarde, aún se podría implantar un tercer turno y otro de fin de semana. En total, la capacidad máxima productiva son 180.000 coches, según aclara Yllera, aunque las previsiones están muy lejos de este escenario y más en tiempos de pandemia.

Una fábrica remozada

Entre las operaciones que se han llevado a cabo para traer la plataforma CMP, que equipan los modelos de menor tamaño de PSA, se encuentra una compactación del área industrial en un único edificio de 80.000, en el que se hacen todos los procesos, con la salvedad de que no hay actividad de estampación —las piezas más grandes de chapa vienen de Figueruelas (Zaragoza) y las pequeñas de otros proveedores— y la caja de la batería que se ensambla en Vigo, aunque las celdas vienen de China.

Otra novedad ha sido la implantación generalizada de AGV, carrerillas autónomas, en las que se llevan piezas, pero también las carrocerías montadas. De esta forma, se permite modificar la estructura de producción solo desplazando la cinta magnética del suelo, sin tener que hacer grandes inversiones, lo que la convierte en una fábrica súper flexible.

Asimismo, se ha absorbido a varios proveedores dentro del edificio de fabricación  lo que mejora la secuenciación de los componentes. Entre ellos, Faurecia fabrica los tubos de escapePlastic Omnium hace los paragolpes y Adient los asientos a pie de cadena de montaje.

También se ha automatizado el 100% de los 3.800 puntos de soldadura, aunque en el área de carrocerías trabajan alrededor de 100 personas que supervisan que todo esté en condiciones, a la vez que son los encargados de mover piezas. Como curiosidad, destacar que aunque por fuera el coche parece igual, la versión térmica y la eléctrica se diferencia desde las piezas de chapa. No obstante, los dos tipos de modelo tardan en ensamblarse alrededor de 23 horas.

 

El nuevo E-C4 eléctrico que se produce en la planta de PSA en Madrid, junto a las versiones térmicas.

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.