Skip to main content

Castilla y León, primer fabricante de coches tras superar a Cataluña

El ‘sorpasso’, desconocido desde 2003, se debe al éxito de Renault

in El País, por Camilo S. Baquero, 12-06-2016

Las cuatro factorías automovilísticas de Castilla y León [Renault e Iveco, en Valladolid; Nissan, en Ávila; Renault, en Palencia] produjeron en los primeros cuatro meses del año más vehículos que las dos existentes en Cataluña. Las plantas catalanas tuvieron una cuota de producción del 18,2%, dos puntos y medio por debajo de la castellanoleonesa, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones (Anfac). Es una situación que no se daba desde hace 13 años.

Históricamente, las plantas de Seat y Nissan habían situado a Cataluña en el podio de la fabricación de coches. El sorpasso responde a un estado de ánimo del mercado y al ciclo industrial, que coge a las plantas catalanas a contrapié. La cresta de la ola de producción de los modelos Kadjar y Captur en las plantas de Renault en Palencia y Valladolid se acompasa con una reestructuración en las factorías catalanas. Los dos modelos son claves en el cambio de posiciones, ya que el segmento que más crece en el mercado europeo son los todocaminos urbanos (SUV).

En Seat, explican desde la empresa, hubo una reducción en torno al 5%. La disminución se explica por los parones obligados para adaptar las líneas para fabricar el nuevo Ibiza, unos trabajos que continuarán en septiembre. Esto implicará que la producción global se vea afectada, aunque la demanda siga siendo alta. “Se está ejecutando el plan industrial como estaba previsto. La cifra no genera alarmas”, dice Bernat Villaroya, de la federación catalana de automoción de CC OO.

Nissan también se prepara para ensamblar el nuevo Navara, lo que modifica los volúmenes de producción de su planta de Barcelona. La empresa, además, ha tenido que adaptar la baja del Pulsar, ya que sus ventas han sido inferiores a las 80.000 unidades anuales previstas. Con ese modelo la marca japonesa quiere recuperar un nicho que abandonó en 2006.

“Las previsiones son tan buenas para Renault que en vacaciones se pondrá en marcha un turno de fin de semana para no sacar de Palencia la producción de Megane y Kadjar”, asegura Joaquín Ferreira, responsable de la federación nacional de automoción de CC OO. El año pasado, la cuota de mercado mundial del grupo francés llegó al 10%.

Hace 13 años, el auge del Megane fue el que llevó a las factorías castellanoleonesas a superar a la industria catalana. Ahora la apuesta de Renault por el SUV le ha permitido consolidar una posición dominante. Seat está a la espera de empezar a fabricar el hermano menor del Ateca, que se producirá en Martorell y permitirá arañar cuota de mercado.

 


Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Fica a saber como são processados os dados dos comentários.